Coördinaten 1764

Geüpload 20 augustus 2017

Uitgevoerd augustus 2017

-
-
1.240 m
327 m
0
23
46
92,58 km

330 maal bekeken, 0 maal gedownload

nabij Puebla de Don Fadrique, Andalucía (España)

Última etapa de la travesía y la más estresante de todas, por la obligación de tener que coger el tren en Lorca para regresar a Valencia
Aún no despunta el día y ya estoy listo para salir. Con tanta luz me van a confundir con algún tractor que salga a estas horas a faenar.
Por delante tengo 33km para rodar sin apenas desnivel, terreno con suaves descensos y subidas imperceptibles. Así es la vasta llanura que me separa de la sierra de María. Terreno sabiamente aprovechado, donde lo único que se deja sin cultivar son los caminos, el resto es un vergel en el que se cultiva todo lo que podamos imaginar, almendros que poco a poco van dejando espacio a las verduras, cereal, legumbres y hortalizas. Una verdadera despensa.
En 33km supero un desnivel de 300m rodando por pistas anchas y limpias, con alguna rara excepción aparece algún tramo de camino que ha sufrido los estragos de algún vehículo después de alguna lluvia pasada.
El primer y casi único núcleo urbano que encuentro es Topares, donde aprovecho para tomar algo rapidito, que el tiempo apremia y cargar agua, que a lo largo de la etapa confirmaría que no hay fuentes por el camino. Hasta aquí pocas cuestas he encontrado; pero nada más salir de Topares, con la Sierra de María al fondo, empieza ese terreno pestoso en el que no tienes claro si subes o bajas, y aunque no hay grandes pendientes los continuos cambios de ritmo hacen del rodar un agobio. Las pistas siguen siendo estupendas y limpias.
Poco a poco me voy acercando a la Sierra de María, cultivo y bosque se van alternando, y el terreno empieza a complicarse aunque no deja de ser bueno para rodar a buen ritmo. Es a partir del cortijo de Tello donde toca aplicarse un poco más, ya que en la bajada al arroyo del Moral está bastante rota. Y al salir del barranco la primera gran rampa de la mañana, que ya tocaba después de 40km. Es corta pero intensa, como todas las salidas de los barrancos y ríos, dando paso a un tramo más suave, para volver a bajar al barranco, al llegar al cortijo del Barrio Nuevo.
Tanto el descenso como la salida del barranco presentan un fuerte desnivel, estando la bajada bastante rota, no así la salida que acaban de arreglar. Una larga bajada, por una pista recién arreglada, me lleva hasta el río Caramel o Del Alcaide, límite norte del Parque Natural de la Sierra de María-Los Velez, y lo seguiré hasta Alcaide.
Cruzo el río y empiezo una suave subida de poco más de 2km, bordeando los límites del Parque. El terreno sigue siendo bueno, también en el descenso a la Rambla Seca, desde donde empiezo la subida larga del día, pero que tampoco me quita el sueño, ya que tengo por delante poco más de 6km para salvar 200m de desnivel.
Buen terreno, una pista ancha y bastante sombra camino del Albergue de Casas de Iglesias. Pero viendo el trakc decido atajar y la lío. Al llegar al cortijo de La Culebrina decido abandonar la autopista por la que ruedo y coger la pista que, subiendo por allí, enlaza con la que viene del albergue, que es la que yo llevo marcada.
Y sí, me ahorré dos kilómetros y medio, pero a cambio de tener que arrastrar la bici en un par de ocasiones por el mal estado de aquella pista. Y en tiempo, no creo que ganara nada, más bien al contrario.
De nuevo en una estupenda pista la tranquilidad y belleza del lugar es destrozada por la presencia de una impresionante cantera, curiosamente ubicada, justo, fuera de los límites del Parque Natural, pero afectando a Éste con su ruido, polvo y erosión provocados por la actividad propia de la cantera y los camiones y vehículos que trabajan en ella.
Maldiciendo, la cantera, llego al collado de Los Carasoles, final de la subida. Las vistas impresionantes. Por desgracia no tengo tiempo para deleitarme mucho más, pues oigo y veo un camión saliendo de la cantera y con el trazado de aquella bajada, confiando en correr más que él, decido salir arreando para no tener que llevarlo delante y pegarme un atracón de polvo.
Poco tiempo me da a entretenerme en el disfrute visual del entorno; pero sí en el descenso, con la JAMIS a todo trapo, con la caldera pidiendo más madera y yo tratando de dársela por aquella pista amplía y revirada, con kilos de arena y polvo acumulados en cada curva. Qué manera de disfrutar.
Terminan las curvas y viene una larguísima recta, sin asfaltar, y temiendo que me de alcance el camión, me exprimo a tope para llegar al asfalto antes que él. Y sí, lo logré. Llego al asfalto y un kilómetro después me pasa por encima aquella mole.
La eterna recta me llevó hasta La Parroquia, donde paré a cargar agua, pero comprándola, que la única fuente estaba más que escurrida. Salgo de allí por carretera, con la pendiente favorable, hasta cruzar por el puente el río Corneros, desviándome inmediatamente a la izquierda. Voy a buscar la rambla de Vélez.
Vuelta a la tierra. Estoy a 20km del final de etapa y el panorama es desolador: por delante todo lo que me queda es terreno seco, sin sombra, aunque afortunadamente tampoco muy polvoriento. El firme en buen estado me acerca rápidamente al embalse de Puentes, que muestra un aspecto deplorable, que va mejorando conforme me acerco a la pared de la presa, a la que llego después de superar un buen repecho.
Salgo a la carretera de la presa que abandono poco después para volver a la rambla, ahora del río Guadalentín. El paisaje en algún momento se vuelve interesante, pero pasa pronto y sigue mostrando un aspecto de desolación, sólo aliviado de vez en cuando por la aparición de alguna charca.
Por suerte no hace mucho calor y los kilómetros pasan rápidos y llega un momento que en pleno ataque de síndrome de Estocolmo llega a resultarme atractivo el lugar por donde voy.
Ya estoy bajo los pies del castillo de Lorca, que llevo viendo desde hace unos cuantos kilómetros, y sólo me queda llegar a la estación de tren para finiquitar esta aventura.
Hoy han caído 92km y 870m de desnivel, muy llevaderos y con el único pero del paisaje desolador de los últimos 25 kilómetros.
En total había recorrido en estos cuatro días 379km y 5900km, 60km más y 500m si añadimos la etapa desde Benetússer a Moixent.
Waypoint

05 00.0km 1152m

05 00.0km 1152m
Waypoint

05 05.3km 1071m

05 05.3km 1071m
Waypoint

05 07.1km 1118m

05 07.1km 1118m
Waypoint

05 12.5km 1033m

05 12.5km 1033m
Waypoint

05 21.0km 1148m

05 21.0km 1148m
Waypoint

05 23.3km 1125m

Provisioning

05 25.2km 1191m Topares

Waypoint

05 27.8km 1156m

Waypoint

05 33.2km 1238m

05 33.2km 1238m
Waypoint

05 42.8km 883m

Waypoint

05 43.3km 933m

Waypoint

05 48.5km 769m El Alcaide

05 48.5km 769m El Alcaide
Waypoint

05 50.9km 858m

Waypoint

05 52.4km 802m

Waypoint

05 58.7km 1005m Collado de Los Carasoles

05 58.7km 1005m Collado de Los Carasoles
Waypoint

05 74.3km 462m embalse de Puentes

05 74.3km 462m embalse de Puentes
Waypoint

05 75.9km 488m

05 75.9km 488m
Waypoint

05 92.7km 327m

05 92.7km 327m
Informatie

05 suelo malo

Commentaar