-
-
2.094 m
943 m
0
23
46
92,28 km

70 maal bekeken, 3 maal gedownload

nabij Benitorafe, Andalucía (España)

Desde la gasolinera de Tahal hasta la entrada de Benitorafe. Ahí se toma un carril a la izquierda que te deja en el Collado de Las Mujeres, donde se puede elegir en su cruce de caminos la ruta a seguir para llegar a cualquiera de las dos cumbres más conocidas de la sierra: la Tetica Bacares y el Calar Alto. Aunque hay otras que no desmerecen en nada por altitud a las anteriores, como es el caso del Alto del Calar del Gallinero, otro 2000 que se encuentra justo al lado del Calar Alto por su lado norte.

En este caso, desde el Collado de las Mujeres decidimos dirigirnos a la pista de Senés, para ascender por la misma hasta el cruce de la que viene de Purchena, o de Laroya o Macael.

No tardamos en dejar la comodidad de la pista para descender a la base de la Tetica Bacares por un camino muy divertido. Divertido para la mtb porque está algo roto por el discurrir del agua de la lluvia acumulada en los últimos meses. La pendiente y velocidad que coge la bici es considerable. Así es que ojo, jeje.

Las risas se terminan pronto. Una vez abajo no hay más remedio que subir. Hemos elegido desafiar un cortafuegos que tiene un carril para Land Rover, que asciende casi totalmente en linea recta. Desde la rambla hasta que se engancha la pista hay aproximadamente dos kilómetros al 17 % de desnivel medio aproximadamente. Otra serie buena...

Ya solo queda ascender al mirador de la Tetica Bacares.

Después de comer algo y recuperar la presencia de espíritu, bajamos hasta el cruce del Alto de Velefique con la pista que nos llevará a Venta Luisa, donde nos dirigimos. Pero en esta ocasión decidimos hacerlo bajando a los barrancos que quedan por encima de Bacares, y que nos apuntan al Collado del Conde. No llegamos a él porque buscamos la carretera lo más próximo posible a la fuente de Venta Luisa.

Continuamos la ruta en sentido inverso por la pista que recorre la sierra por arriba, dejando la merendera a la derecha. Continuamos por la pista de Senes hasta tres kilómetros antes del cruce de la Tetica Bacares. Ahí se salta a la cara sur de la sierra por un cortafuegos que nos deja en un carril, con bastante piedra de lastra y más pendiente, que pasa por una cortijada aun habitada que dispone hasta de una capilla: Febeire. Un lugar idílico que te transporta en el tiempo o, al menos, te despeja del ordinal estrés de la capital.

Muy cerca queda ya Velefique que dejamos para buscar Senés y terminar subiendo de nuevo a lo alto de la sierra por su lado este antes de dejarnos caer a Tahal.

Rutón.

Commentaar