Tijd  4 uur 27 minuten

Coördinaten 1114

Geüpload 8 februari 2014

Uitgevoerd januari 2014

-
-
325 m
133 m
0
3,2
6,5
12,98 km

1385 maal bekeken, 26 maal gedownload

nabij Benigànim, Valencia (España)

Recorregut fet a levogir. Data 25-01-2014

Buscamos esta ruta del usuario de wikiloc, Pepelik, pero arreglamos una variante para evitar la carretera. Así, solo coincide con aquélla en la primera parte. En todo caso, es una ruta para seguir con el track a la vista; sobre todo en su último tercio, porque hay muchos caminos, y muchos cruces, difícil de describir.
Nos reunimos en la gasolinera que hay nada más pasar el km 2 de la CV-611, a donde llegamos por Xátiva y Genovés, y decidimos empezar ahí mismo.
Iniciamos la marcha a las 9:10, tomando el camino enfrente, un poco a la derecha, de la gasolinera y apenas 200 m, encontramos el camino cerrado con puerta metálica de una propiedad particular. Volvemos atrás. Rechazamos un estrecho callejón entre las vallas de dos chalets, que indica “Ermita Virgen de Gracia”, sin embargo, por ahí volvimos y es buen camino. La ermita, restaurada recientemente, se encuentra en un paraje arreglado, con ribazos de piedra seca y barandas de madera, y, siguiendo de frente, la ermita de Sant Antoni. Ambas son bonitas y merece la pena verse.
El caso es que, siguiendo por la derecha de esta última, salimos a una pista, que cruzamos para seguir de frente. En este punto, nos encontramos con el track original -9:30-. Hasta llegar aquí, pudimos ver algunos algarrobos preciosos, con unos troncos impresionantes, yo diría, monumentales.
Al salir de la zona urbanizada, el camino inicia un descenso; poco más adelante, se convierte en una trocha que discurre entre pinos jóvenes y en la parte más baja, hallamos la primera de las fuentes, la Font del Frare; el caño vierte su agua en una pequeña balsa circular, no muy limpia, por cierto, y se encuentra en un paraje con grandes árboles.
Seguimos hacia la izquierda unos 100 metros, en que dejamos el camino por una senda a derecha por la que atajamos para salir a una pista. 60-70 m por ella, hacia la derecha, y desvío, también a este lado. A las 9:55, encontramos la Font del Pi, sencilla, y, enseguida, el Manantial del Pi, cerrado en una caseta. Tras unos minutos para reagrupar y fotos, seguimos por el camino.
A las 10:15, desembocamos en el Camí Vell de Valencia, seguimos a derecha, y recto enseguida, en el siguiente cruce. Pasadas las 10:30, el camino desemboca en la carretera CV-611 (entre los km. 8 y 9); unos pocos metros antes se encuentra la Font de Gaspar, como las anteriores, un caño, un cartel “agua no apta para el consumo” y poco más. Volvemos atrás, y a la derecha, entre cactos y melocotoneros, almorzamos, hasta las 11:00.
Reiniciada la marcha, seguimos un poco más hacia atrás, y tomamos un camino a derecha. Alguno de éstos, accede a campos de naranjos; cuando se terminan los cultivos, continúa un camino forestal entre pinos a media altura y llaneando. Si los árboles lo permiten, la vista es espléndida del valle del río Albaida y el embalse de Bellús, así como el Benicadell, el Montcabrer y la Serra de Aitana.
A las 11:30 encontramos una bifurcación; a la izquierda está cerrado el paso a vehículos con puerta metálica; seguimos por la derecha. Poco después, rebasamos un gran depósito moderno de agua, y en la siguiente bifurcación, 5 minutos después, también a izquierda. Tras la curva, en la derecha, salvando un pequeño desnivel, tenemos la última fuente, flanqueada por bancos de piedra, la Font de la Solana.
Saliendo de la fuente, atajamos por una senda, para evitar una curva del camino, y descendemos por él suavemente, disfrutando de un paraje con olivos, y campos cercados con ribazos de piedra seca. Abocamos a un camino asfaltado a las 12:25, que tomamos a izquierda. Unos 15 minutos después, tras vado sobre un barranco, dejamos la pista principal, por un carril a derecha, y a las 12:50, de nuevo abocamos en asfalto, y ahora, a derecha.
Después de una corta subida, en lo más alto, desvío a izquierda por zona urbanizada. Pronto, a nuestra derecha, queda el convento de San Francisco, algo alejado y separado por valla, y a las 13:25, cruce, y giro a derecha; en poco más de 100 m llegamos a la ermita de Sant Antoni, del siglo XVIII, sencilla, encalada, y desde ésta, a la de la Verge de Gracia, del siglo XVI, reconstruida el año pasado, las dos son bonitas y aunque no vimos su interior, solo el enclave merece la pena.
Apenas 10 minutos después, llegamos a los coches, después de 13,9 km, recorridos.
Manoli
Ermita del segle XVIII.
Ermita del segle XVI.
3ª font.
4ª font.
1ª font.
2ª font.
Parking
Brollador de la font del Pí.

Commentaar