Tijd in beweging  2 uren 29 minuten

Tijd  4 uren 5 minuten

Coördinaten 1630

Geüpload 3 augustus 2018

Uitgevoerd augustus 2018

  • Score

     
  • Informatie

     
  • Gemakkelijk te volgen

     
  • Omgeving

     
-
-
2.143 m
1.938 m
0
2,2
4,5
8,97 km

1970 maal bekeken, 124 maal gedownload

in de buurt Hortonplains, Central (Sri Lanka)

HORTON PLAINS (Sri Lanka):

Caminata por el parque nacional de Horton Plains [llanuras de Horton], en Sri Lanka, una planicie a 2.000 metros de altitud que acercan al caminante al Fin del Mundo (World's End), un mirador que cae a cuchillo 850 metros, para llevarlo luego a las cascadas Baker (Baker's falls), siempre entre parajes hermosos que combinan pequeños tramos de bosques con páramos acolinados poblados de rododendros.

Se trata de una ruta señalizada y fácil, sin dificultad técnica, por sendero evidente y que, según la época del año, puede estar transitada con bastante turisteo, como es el caso (se realizó el 3 de agosto de 2018). De cualquier manera, un itinerario imprescindible si se va a las llamadas 'tierras altas' de la isla (highlands). Ideal, también, para hacer con niños acostumbrados a caminar. Según el ritmo de cada cual, se tarda unas cuatro horas en completar el trazado circular a paso tranquilo.

Para evitar el calorazo y la posible nubosidad que impida la visibilidad del valle desde el precipio del Fin del Mundo (a 4 km del inicio; hora y media a ritmo suave), las guías recomiendan emprender la ruta muy temprano, iniciando el pateo antes de las 7.00-7.30 para alcanzar la cota antes de las 9.00, hora a partir de la cual -se supone- las nubes ascienden y ocultan el paisaje. Aunque en nuestro caso, no parecía que en el World´s End fuera a levantarse la temida bruma en ningún momento: el cielo permaneció siempre despejado.

En época vacacional, el acceso al parque, donde se sacan las entradas y deben detenerse los vehículos, puede demorarse 30-45 minutos. Por tres personas pagamos casi 10.000 rupias (unos 55 euros al cambio; agosto 2018). Desde este punto, aún quedan otros 5-10 minutos en coche hasta el inicio de la caminata, donde hay un café y una casa de estilo inglés donde se pueden comprar bebidas y comida (la segunda estaba cerrada al inicio de la caminata, abierta al finalizarla).

Que nadie se impaciente: tanto las inmediaciones del parque nacional como el breve trayecto en coche en su interior hasta la barrera donde se emprende la ruta (donde se ubica el café y la casa de estilo inglés), estaban cubiertos de niebla a primera hora de la mañana (6.30-7.15 am, en nuestro caso), pero desaparece nada más llegar a la barrera: el itinerario se realizó con cielo despejado en todo momento.

Nosotros contratamos el coche desde la localidad de Nuwara Eliya: 4.500 rupias por la ida y vuelta [1 euro = 181 rupias, agosto 2018] y 50-60 minutos hasta la entrada de pago al parque.

EMPIEZA LA CAMINATA
El primer tramo de ruta se comparte en la ida y vuelta. Se trata de unos 800 metros por pista cómoda, en algunos momentos incluso con baldosas, hasta la bifurcación (bandera 3 del track) donde se puede elegir si hacer la caminata en sentido las agujas del reloj o su contrario. La distancia al Fin del Mundo es la misma, según la señalización: 3,5 kilómetros. Elegimos la primera opción para dejar la cascada Baker para el final.

La senda se adentra en seguida en un bosque (bandera 4): durante kilómetro y medio transcurre entre la frondosidad arbórea, hasta alcanzar el pequeño Fin del Mundo (Little World's End y bandera 5), mirador desde el que ya se contemplan unas maravillosas vistas del valle que forma, abajo, el río Kiriketi.

POR LA ARISTA
En este punto se puede optar por continuar por el sendero principal del interior de la montaña, que llanea cómodamente hasta el gran Fin del Mundo, o enfilar, primero pendiente arriba y luego en descenso, por la cresta de la montaña durante 500 metros, con caída al vacío a nuestra izquierda y fabulosas vistas del valle y del mirador principal a lo lejos (Fin del Mundo; banderas 7 y 8).

Un cartel informativo advierte del riesgo de esta segunda variante, pero el trecho no es complicado: sólo abstenerse quienes padezcan de vértigo severo; para el resto de personas en mínima forma física no debe suponer una gran dificultad, más allá de los sofocos que provoca algún que otro repecho y de la prudencia que ha de llevarse en este tipo de trochas. En cualquier caso, que cada cual evalúe, porque en los primeros 75 metros de rampa ya se puede apreciar lo que nos espera si se opta por negociar la arista.

EL FIN DEL MUNDO
Este repecho por el cordal, con posterior bajada, empalma medio kilómetro adelante con la senda principal del interior anteriormente citada que sale del Little World's End (bandera 9).

Desde la intersección de ambos caminos se llega al World's End tras recorrer unos 700 metros, de nuevo entre la arboleda, que se despeja en el Fin del Mundo, un oteadero concurrido en época vacacional y donde la panorámica se extiende decenas de kilómetros al sur, con pequeños poblados en la profundidad del valle y otras montañas recortándose al frente. Una gran vista, aunque el nombre dado a esta balconada se nos antoja pretencioso. Hay quien en este punto opta por finalizar la caminata y regresar: grave error.

HACIA LA CASCADA
Es mejor prolongar el pateo hasta la casacada Baker, un salto de agua del río Belihul, que queda a dos kilómetros. Se atraviesan paisajes que combinan llanuras ondulantes y suaves colinas donde crecen rododrendos. Primero se surca un pequeño arroyo por un puente de madera (bandera 12), para divisar luego el río Belihul, cuya orilla sur seguimos en paralelo pero a cierta distancia (bandera 14) hasta adentrarnos en otro tramo de bosque (bandera 15), en cuyo inicio hay unos baños y un grifo de agua (desconocemos si es potable). Toca un corto pero intenso repecho hasta la cascada Baker, que consta de dos saltos de agua.

DOS SALTOS DE AGUA
El primero, el superior, se divisa desde una plataforma construida para tal efecto (bandera 16). Para asomarse al segundo, ha de descenderse ladera abajo por el senderillo que se aprecia bajo la barra apoya manos (bandera 17): la bajada, breve, de uno-dos minutos, merece la pena: se goza de una mejor panorámica del primer salto, al apreciar la piscina donde se amanasan las aguas y contemplar la caída del cauce desde abajo, y mirar luego cómo el río salva un segundo escalón: esta vez la panorámica es desde la parte superior.

COLINAS
La ruta continúa de nuevo a cielo abierto, saliendo de la frondosidad boscosa para transitar de nuevo por el paisaje acolinado. Tras dos kilómetros y superar otro puente de madera (bandera 18) y una pequeña presa (bandera 19), se llega a la bifurcación inicial (bandera 3), donde sólo nos queda deshacer el tramo de 900 metros hasta la barrera donde comenzamos la ruta cuatro horas antes.
Deur

1. Puerta de acceso

Brug

2. Puente

Kruispunt

3. Izquierda

Boom

4. Bosque

Uitkijkpunt

5. Vista

Uitkijkpunt

6. Fin del mundo 1

Uitkijkpunt

7. Panorámica

Uitkijkpunt

8. Panorámica

Kruispunt

9. Unión senderos

Top

10. Fin del mundo 2

Uitkijkpunt

11. Fin del mundo: más allá

Brug

12. Puente

Kruispunt

13. Derecha

Rivier

14. Río

Brug

14. Puente

Fontein

15. Fuente (potable?) y aseo

Waterval

16. Cascada de Baker (Baker's walterfalls)

Waterval

17. Cascada baja de Baker

Brug

18. Puente

Rivier

19. Presa

2 opmerkingen

  • Foto van gonzoserrano

    gonzoserrano 31-aug-2018

    Perfectamente detallada la ruta, nada que añadir.

  • Foto van fontux

    fontux 14-aug-2019

    Ik heb deze route gevolgd  Bekijk in detail

    Muchas gracias por la descripción. Aunque la ruta está muy bien marcada se agradece mucho una lectura previa de lo que vas a encontrar.