-
-
2.372 m
1.734 m
0
5,1
10
20,45 km

1446 maal bekeken, 43 maal gedownload

nabij Navacerrada, Madrid (España)

¿Hay algo comparable a un atardecer desde Cabeza de Hierro Mayor? ¿Y dormir al amparo del manto celeste que vigila la grandiosa quietud de la Cuerda Larga? ¿Qué hay del amanecer descubriendo las intensas ráfagas de destellos entre los rincones más sutiles?
Por todo esto merece la pena acometer un reto de tal envergadura. La clásica jornada de la Cuerda Larga, en la cual no quedará más remedio que vivaquear para acometer sus 20 km de longitud.
I día:
Ascendemos desde el puerto de Navacerrada hacia la Bola del Mundo en la que será un claro aviso de lo que nos espera en esta intensa jornada. Con los últimos rayos de Sol, continuamos la andadura dejando a un lado la Bola del Mundo y ya definitivamente caminando sobre el macizo de la Cuerda Larga de Guadarrama.
Divisamos ambas vertientes. A la izquierda, el Peñalara se levanta imponente y nace como si de la inspiración de un artista se tratara.
A la derecha acertamos a distinguir la Pedriza del Manzanares dispuesta con la bella irregularidad que la distingue entre los macizos de esta nuestra sierra.
Tras alcanzar el collado de Valdemarín, no tardaremos en situarnos a las faldas de Cabeza de Hierro menor donde llegaremos a divisar las mejores panorámicas de toda la Sierra siguiendo hacia Cabeza de hierro Mayor, que con sus 2380m se corona como la máxima altura de este macizo.
Si teneis la suerte de descender Cabeza de Hierro menor, como es mi caso, al tiempo que da comienzo el atardecer jamás olvidareis como Cabeza de Hierro mayor se tiñe de un anaranjado mágico que os hechizará y donde no podréis negaros con la boca abierta a dejaros atraer hacia esta máxima cota de la Cuerda Larga. Al alcanzarla, la experiencia os dejará sin aliento ya que veréis como los últimos rayos desnudan vuestros sentidos dejándolos a merced del alma que puebla esta eterna naturaleza. Inmensidad de colores que las palabras no definen, claro-oscuros jugando con los relieves, vitalidad ante el descubrimiento son algunas de las sensaciones que podremos disfrutar plenamente.
Descendemos Cabeza de Hierro mayor hacia el Collado de Peña Vaqueros donde en nuestro caso decidimos hacer el vivac. Crees que has soñado despierto pues cuando duermes los sueños propiamente dichos se quedan cortos ante plenas vivencias.

II día:
el amanecer hace gala de presencia y desacontece la realidad descubriendo los primeros resplandores anaranjados del Sol. Nos espera el tramo más exigente de la jornada, donde entre collados y collados ascenderemos complejas cumbres que pondrán a prueba nuestra resistencia. Cuesta hacerse a la idea de lo que nos espera y por ello el tiempo que tomemos para prepararnos está justificado.
Navahondilla será la primera cumbre de este nuevo día y no estará exenta de dificultad. Le seguirá Bailanderos cuya fama le precede en su nombre ya que las rocas harán bailar a más de uno. Prudencia pues.
Al límite de la fuerzas llegamos al collado de la Najarra en el que podremos decidirnos si ascender a la cumbre que lleva su nombre o seguir por un camino más llano y sencillo. A modo de matiz personal, he de decir que como podréis ver en el track, no llegué a ascender la Najarra pero ello no quiere decir que no os decidáis a subirla. Siempre que no os pase lo que me ocurrió a mi, que estaba sin ninguna fuerza, podréis alcanzarla.
Tras una senda que se nos aparenta como demasiado larga, alcanzaremos el Puerto de la Morcuera. Ansiado punto final de nuestra inolvidable jornada.

1 reactie

  • Foto van gerardogarri

    gerardogarri 14-apr-2014

    Ik heb deze route gevolgd  Bekijk in detail

    Muy buena experiencia. Me habéis metido ganas de hacer nocho en la ruta. No lo descarto para otras ocasiones. Gracias por toda la información. Un saludo.