-
-
2.563 m
982 m
0
3,7
7,4
14,77 km

473 maal bekeken, 10 maal gedownload

nabij Búbal, Aragón (España)

Preciosa excursion, saliendo del residencial de Bubal. Donde cogemos una bonita senda que ascendiendo el precioso bosque, nos aproxima a las laderas donde caen las paredes orientales de la Sierra de la Partacua.
Desde aqui ascendemos por una canal ancha "canal del burro" que nos deja en un precioso collado ya en la divisoria de la sierra.
Desde aquí siguiendo la cresta, vamos superando las diferentes cimas la Peña Blanca la más alta de la parte oriental que separa la brecha de Piedrafita.
Una vez en la brecha, seguimos el sendero colgado, que atraviesa la cara Norte de Peña Parda y que asciende despues, por la parte más facíl, al collado que la separa de la Peña Telera.
Desde el collado por la divisoria llegamos a la Peña Telera, espectacular mirador del valle de Tena. Podemos observar las cimas desde el pico Anayet, Midi de Ossoau, Foratata, Arriel, Palas, Balaitus, Frondellas, Infiernos, Argualas, Vignemale, Ordesa....
La bajada la haremos siguiendo los hitos que descienden hacia Peña Parda, buscando la parte más sencilla. Una vez en Peña Parda, descendemos hacia el Sur , hasta llegar al murallón que nos impide el paso. Aquí con cuidado buscar la chimenea (II) que nos depositara en la ladera. De aqui seguimos hacia la brecha de Piedrafita.
Una vez en la brecha por su parte oriental, descendemos por la pedrera, por terreno muy inestable pero fácil. Si tenemos ganas podemos realizar un rápido descenso al puro estilo "sky-running".
Durante el descenso podemos llegar hasta el lago de Piedrafita, pero con intención de visitar el peculiar arco de caliza que esta situado en una de las murallas. Nos desviamos de la senda y cruzamos las paredes sin perder altura, hasta llegar al Arco ya casi de noche (con poca bateria el GPS no registro bien el track en esta parte, no seguirlo).
Desde aquí seguimos la senda, descendiendo hasta los campos inferiores. Ya solo queda seguir el camino de regreso hasta el residencial de Bubal.

Commentaar