Tijd  7 uur 37 minuten

Coördinaten 2782

Geüpload 30 september 2019

Uitgevoerd september 2019

-
-
676 m
490 m
0
4,4
8,9
17,75 km

44 maal bekeken, 1 maal gedownload

nabij Murchas, Andalucía (España)

Para realizar esta ruta nos desplazaremos hasta la localidad de Murchas; concretamente aparcaremos el coche en la Avenida de Andalucía. MURCHAS se enclava en el margen derecho del río Torre, a 662 m. de altitud. Sus aproximadamente 350 habitantes se dedican al cultivo de olivos, almendros y agrios.

El que fuera antiguo poblamiento y lugar estratégico fronterizo cuando la dominación musulmana, (como así lo indican los restos de su acueducto romano "la acequia de los arcos" y las ruinas de su castillo), y luego Ayuntamiento, es hoy un pequeño núcleo de población dentro del municipio de Lecrín y a poco más de 1 Km. de su sede en Talará.

Pasearemos por su casco urbano que presenta un moderno trazado, a causa del terremoto de 25 de diciembre de 1884, que arruinó su caserío, siendo reconstruido un año después, según un pretendido esquema de cuadrícula, poco logrado. Pasaremos por una FUENTE y por la IGLESIA que tampoco pudo escapar a los efectos del seísmo, ni a los del incendio posterior, que debieron arruinar su fábrica y la techumbre de madera. A su reconstrucción obedece su actual planta de una sola nave de cubierta adintelada de yeso y tres entrantes, a modo de capillas. Junto a ella se encuentra el antiguo cementerio musulmán que posteriormente se convirtió en cristiano y que hoy alberga una coqueta placilla.

Saldremos de la población por un camino señalizado con paneles informativos sobre la localidad y el Castillo de Lojuela. Descenderemos junto al BARRANCO DE LOJUELA, para posteriormente desviarnos a la derecha siguiendo unas flechas azules y unos pequeños carteles con mapa. En el transcurso del camino tendremos unas buenas PANORÁMICAS DE RESTÁBAL.

Seguidamente pasaremos junto a la CASA RURAL FINCA DEL CASTILLO ÁRABE. Un poco después nos desviaremos momentáneamente a la derecha para ir al ARRECIFE DE CORAL Y OSTRAS DE EDAD MIOCENO medio. Desarrollados en un contexto de plataforma abierta, por delante de una zona de "shoals" (bajíos submarinos arenosos). El coral dominante es Heliastrea, aunque se encuentran tambien Tarbellastraea, Porites y Mussismilia. Las ostras son del generop Hyotissa y están adosadas en posición de vida directamente a los corales. Las construcciones corresponden a pequeños parches más o menos dispersos. Si se camina despacito con paciencia, prestando atención a las rocas se pueden apreciar algunos restos (Algas calcáreas, Cnidarios, Moluscos bivalvos, Equinoideos) de este arrecife. Importantísimo no tocar y mucho menos llevarse ninguno de estos restos para el disfrute de todos los que posteriormente quieran verlos.

Desandando este último tramos nos dirigiremos al CASTILLO CALIFAL DE LOJUELA. El castillo de Lojuela es una pequeña fortaleza de época musulmana situado sobre un cerro, en la margen izquierda del río Dúrcal. Se organiza en dos espacios diferenciados, con un recinto amurallado de planta poligonal, al que se accede por la vaguada situada al oeste. En el interior del recinto se aprecia una torre de gran tamaño, situada en la parte más elevada del cerro, con mampostería enlucida en su zona baja situada al este y refuerzo de sillería en la esquina. El resto de la torre es de tapial en cajones de encofrado de 76 cm. La torre tiene actualmente 9,85 x 7,85 metros.

Los lienzos de muralla subsistentes están construidos directamente sobre la roca, con forma escalonada. El mayor de los que se conservan, el de orientación norte, tiene 44 metros y está cubierto, en su coronación, por grandes piedras planas. En el exterior del recinto, se han encontrado numerosas maderas que se consideran restos de los encofrados originales. Los muros son de tapial terroso, con restos de cerámica prehistórica y romana.

Además de los restos defensivos, hay varios habitáculos que, posiblemente, sirvieron como refugio para personas y ganado en épocas de conflicto.

Los arqueólogos han datado el castillo en época musulmana temprana, aunque ha sido puesto en duda (Malpica Cuello, por ejemplo). Su construcción se realizó, posiblemente, sobre un yacimiento romano y un asentamiento prehistórico, que quedaron destruidos.

Desde el Castillo se obtienen unas magníficas y extensas panorámicas del frondoso valle del Río Dúrcal, del Barranco de Lojuela, de las localidades de Restabal, Melegís, Pinos del Valle, Talará y Murchas, y de la omnipresente Sierra Nevada.

Descenderemos por un zigzagueante senderillo que atraviesa RUINAS DE CORTIJOS, ACEQUIAS y un precioso bosque de naranjos, limoneros, higueras, membrillos y granados. Pasaremos junto a un ACUEDUCTO de una acequia de regadío, para finalizar en una pista que nos conducirá hasta el BARRANCO DE LOJUELA. Descendiendo por este llegaremos hasta el RÍO DURCAL que cruzaremos por un puente.

Tras cruzar el Río Dúrcal encontraremos la FUENTE DE FRASQUITO de agua potable. Desde aquí descenderemos suavemente por el CARRIL DEL MARGEN que transita en paralelo al cauce del Río Dúrcal. Posteriormente cruzaremos el RÍO ALBUÑUELAS que se une al Dúrcal para formar el RÍO ÍZBOR que desagua en el embalse de Beznar.

Tras pasar un TÚNEl bajo la carretera GR 3204, subiremos a esta donde encontramos expuestas MAQUINARIAS PERTENECIENTES A ANTIGUOS MOLINOS. Aquí transitaremos por un tramo del GR 7 que en ascenso y entre almendro y granados nos conducirá a la localidad de Réstabal.

RESTÁBAL fue un municipio independiente hasta 1972, cuando se fusionó junto con Melegís y Saleres en un solo municipio llamado El Valle; desde entonces ostenta la capitalidad municipal y es la sede del ayuntamiento vallés. Los restos de atalayas, el sistema agrario de acequias y bancales así como su estructura urbanística de calles estrechas, patios y callejones sin salida, nos hacen ver que se trata de un municipio de tradición musulmana.


Posee un microclima especial, al estar situado en la zona más baja de El Valle de Lecrín. Este factor, junto a la abundancia de agua hace que las tierras sean muy fértiles. Son pueblos principalmente dedicados a la agricultura, predominando los productos hortícolas junto con naranjos, limoneros y gran diversidad de frutales.

En la entrada del pueblo encontramos la CASA DE CENSIÓN LA ANTOÑICA, construida a finales del s, XIX por José Márquez y Antoñica Palma que albergo una posada que dio cobijo a arrieros, músicos, periodistas y transeúntes del Camino Real de Granada a Motril. La familia fue pionera en el almacenaje y envasado de las primeras naranjas, limones y frutales restabeños que se transportaron a los mercados más importantes de España.

Despues visitaremos LA IGLESIA DE RESTABAL que se encuentra ubicada en el centro del pueblo y lo divide en dos barrios: Barrio Alto, con un pequeño rincón conocido como el Apero, y el Barrio Bajo. Aún hay otra zona en el pueblo elevada e independiente: las Erillas y la Ermita.

Las iglesias del Valle de Lecrín fueron en su origen las mezquitas que se levantaron durante la dominación musulmana en la península ibérica. Tras la conquista de Granada por los Reyes Católicos en 1492, estos edificios mudéjares, con la cristianización, se convirtieron en iglesias tras ser bendecidas.

Después veremos el AYUNTAMIENTO y la pintoresca FUENTE DE AB MALO USQUE AD OVA – DE LA MANZANA A LOS HUEVOS, este monumento se encuentra en la rotonda de acceso a la calle Calvario. Ha sido realizado por Víctor Borrego, vecino de El Valle y profesor de Escultura de la Facultad de Bellas Artes. Lleva por título ‘Ab malo usque ad ova’, escrito en latín y que significa ‘De la manzana a los huevos’. El autor se basó en la forma de un huevo para levantar el monumento, y, sobre este primer huevo, nacieron otros tres a partir de los cuales se fueron desarrollando las diversas figuras. En general, representa la idea del origen y del pasado, de hecho, recupera el agua de la acequia de la zona a través de un canal entubado que sale a la superficie en el monumento.

Callejeando llegaremos hasta LA FUENTE DEL CAMINO REAL DE GRANADA A MOTRIL. Según relata el cartel informativo originariamente esta fuente estaba exena la construcción del actual edificio adosado a ella denominado “Lonja del Pescado o del Mercado” que se realizó sobre los años 30 del siglo XX. El frontal fue construido con sillares de piedra arenisca bien decorados. En la parte inferior hay tres hornacinas decoradas, bocas por donde saldrían los caños de agua. Si bien se desconoce el motivo por estar muy deteriorado. Los extremos están decorados con volutas típicas de la época. En la parte superior se puede observar el escudo Real aunque muy deteriorado. Una gran pila, hoy inexistente, se adosaría al muro. En el suelo se pueden observar unos canales de desagüe bordeando el antiguo pilar. Bajo nuestro punto de vista es una pena que elementos tan representativos de una época pasada como es esta fuente no se pongan en valor por las autoridades competentes. Se trataba de una antigua lonja en la que antiguamente se vendía pescado a los vecinos del pueblo. En uno de sus laterales puede apreciarse una sillería, que posiblemente formara parte de la torre de arquería vecina.

Saldremos del pueblo por una senda que en descenso nos llevará hasta el cauce del RÍO IZBOR que debido a su caudal nos obliga a descalzarnos para poder vadearlo. Continuaremos por una pista que va en paralelo al Río Izbor teniendo unas esplendidas vistas de la desembocadura de este en las COLAS DEL EMBALSE DE BÉZNAR. Poco después cruzaremos el RÍO TORRENTE que también desagua en dicho embalse y que por su escaso caudal cruzamos sin problemas.

Comenzaremos un corto ascenso por un camino que pasa junto a FUENTE GRANDE y que nos hará llegar hasta el MIRADOR DE LAS ALVIRILLAS que se construyó con el objetivo de rendir homenaje a los emigrantes que en los años 50 y 60 tuvieron que dejar su querido Valle para trabajar en países como Francia, Alemania o Suiza. El balcón fue construido en el año 2005 por la escultora Elena de Vicente, y está compuesto por un salpicado de esculturas ingeniosas y coloristas inspiradas en las historias y vivencias de estos emigrantes. Así, encontramos sillones que recuerdan a la calidez del salón de casa, tan extrañado por la persona cuando ésta se encuentra fuera del hogar; o también ‘souvenirs’ de la época que los propios vecinos compraron en el extranjero. Desde este mirador, es posible contemplar la cola del pantano de Béznar, Sierra Nevada, el campo de El Valle y los pueblos de Melegís y Pinos del Valle. A las vistas se une la fantasía de una casa de muñecas mezclada con el arte más contemporáneo.

También pasaremos por el RESTAURANTE LOS NARANJOS, fundado en 1988, y donde se podrá disfrutar de la cocina más tradicional de la provincia y, en concreto, del municipio de El Valle. Fieles a las recetas de antaño, también ofrecen platos adaptados a los nuevos tiempos y basados en la riqueza de la producción local, especialmente de sus cítricos y verduras.

Nos adentraremos en el Pueblo de Melegís. Situado en la vertiente izquierda de río Torrente, da la impresión de un pueblo llano al extenderse sobre una plataforma de la zona oriental del valle. Algún autor indica que Melexis significa «alegría». De ser así sería el pueblo que le prestó el nombre al valle conocido con este apelativo.
Debió ser un lugar importante y rico desde los primero momentos de la ocupación musulmana en Andalucía, por estar enclavado en una zona agrícola abundante en agua, que venía desde Cónchar a través del acueducto romano de los Arcos.

Igualmente debió de ser muy conocido y apreciado por los reyes granadinos, ya que las luchas civiles por el poder entre las dinastías Ibn Al-Ahmar y Abencerrajes, la corte de Granada residió en Melexix, durante ese período de agitaciones en la capital.
En la mitad del siglo XIX contaba con 415 habitantes que trabajaban en la producción de aceite, vino, trigo, cebada, maíz, habas, naranjas, limones y otras frutas. Disponía de tres molinos de aceite y uno harinero.

En este pintoresco pueblo visitaremos La IGLESIA SAN JUAN EVANGELISTA, que fue declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Construida en 1560, es uno de los ejemplos más interesantes de la arquitectura religiosa en época de la repoblación de Granada, como correspondía a uno de los pueblos más importantes de El Valle de Lecrín. Incendiada durante las revueltas moriscas, la armadura original tuvo que ser reconstruida a finales del siglo XVI. En su estructura se integran elementos de los estilos mudéjar, renacentista y barroco. La torre se levanta a la derecha de la cabecera, con tres cuerpos más el de las campanas, cuyos vanos llevan enjutas con azulejos. Destaca además por el valor de las obras artísticas que alberga. En su plaza cabe destacar un gran OLMO CENTENARIO.

Siguiendo nuestro paseo por esta bella población llegaremos a la FUENTE LAVADERO PÚBLICO DE MELEGÍS. Antes de la construcción de la red de agua potable y saneamiento en 1974, las mujeres del municipio usaban este lavadero para enjabonar y aclarar la ropa. Su estructura fue levantada en base a la arquitectura popular granadina, y hay quien dice que la construcción actual, aunque es de piedra, no es la original. Tiene unas tablas planas sobre artesa de lavado y levantadas hasta la cintura. La techumbre, en parte, está sostenida por madera de álamo pintada para intentar conservarla de la polilla. El Lavadero, cuyo uso es ya prácticamente nulo, está enclavado en un bello y rústico rincón, decorado con la tradición de los platos en la pared, que se remonta a la época de los bastetanos hace más de 2500 años.

Justo después encontramos las CASAS SEÑORIALES BLASONADAS. En las Calles de La Fuente, Larga y Plaza de Pineda. Casas particulares datadas en los siglos XVIII y XIX.. Melegís ha sido uno de los pueblos más señoriales de la zona, lo atestiguan sus casas blasonadas y, concretamente, la calle de la Fuente que es una de las zonas más señoriales de Melegís. Antiguamente estaba empedrada, para realzar su aspecto. Terminó albergando una serie de casas de familias con renombre, como lo atestiguan sus diferentes fachadas blasonadas. Las casas blasonadas eran lugar de descanso o destinadas a estancias más o menos largas de cierta burguesía granadina del S. XVIII y XIX. De entre todos los blasones, destacan los escudos de Los Pineda, Sáenz-Diente y Miras y Calafor. Las casas están situadas en las calles de La Fuente, Larga y Plaza de Pineda. También en Restábal existen escudos situados en las calles San Cristóbal, Concepción y Real.

Saldremos de la población por un camino reodeado de cítricos que desciende nuevamente hasta el amblase de Béznar. Un impresionante pantano que se nutre principalmente de las aguas del río Ízbor y que fue construido entre 1977 y 1985 en una zona denominada "El Salto del Lobo" con el objetivo de mejorar el sistema de riego de los cultivos subtropicales de la zona de Motril y Salobreña.

Nuestra ruta prosigue bordeando gran parte de este embalse con alguna que otra grata sorpresa como es la visita a Los Baños de Melegís. Desde antaño se han ensalzado las propiedades curativas para determinadas afecciones de la piel de las aguas termales de El Baño, en Melegís. Está situado con vistas a la cola del pantano y en medio de un vergel de naranjos y olivos. El agua sale a una temperatura constante y es algo caliente, de unos 24 grados más o menos. Hace unos años, el Ayuntamiento de El Valle construyó el entorno actual de El Baño, que está formado por dos piscinas y otras instalaciones para tomar el sol, recrearse o disfrutar de una buena sombra en verano. Desde hace algunos veranos, los baños son abiertos al público en general para su uso y disfrute. No olvides llevar bañador y toalla en esta ruta para poder disfrutar de estos baños casi en cualquier época del año; nosotros así lo hicimos.

Seguiremos bordeando el pantano pasando por el CORTIJO DEL PEÑÓN que posee una situación espectacular y unas vistas increíbles. Desatenderemos un sendero a la derecha que se dirige a la ASOCIACIÓN LA CONCA ARTS CLUB. Fundada el 15 de julio de 2014, su idea es crear un centro cultural local y lugar de encuentro para los residentes y visitantes de la zona del Valle de Lecrín. Los temas habituales son el arte, la música y la gastronomía con productos locales y la mezcla de la cocina tradicional mediterránea con las ideas internacionales.

Posteriormente nos adentraremos en el frondoso vergel que forma el RÍO Y BARRANCO DE CHITE, jalonado DE ÁLAMOS Y ALMECES CENTENARIOS, donde cada pequeño rincón de este fértil barranco es aprovechado por los agricultores para sacarle el máximo partido. Tendremos que cruzar en numerosas ocasiones el río; tantas que al final optamos por no descalzarnos aunque ns mojáramos un poco los pies. Iremos ascendiendo por este llamativo barranco para desviarnos a la derecha, junto a una cascada de una acequia, por un camino que nos conducirá hasta el Pueblo de CHITE.

Esta localidad cuenta con 389 habitantes distribuidos en dos barrios: Alto y Bajo. Los recursos con los que cuentan estos habitantes son también fundamentalmente agrícolas, más concretamente del cultivo de agrios. El Chite puede derivar de la palabra latina “civitas” y en ese sentido haría alusión a una zona de ciudadanía hispano romana. La existencia de villas como la del Feche (Mondújar) y de restos de tegulae, mosaicos y piedras de molino en El Chite corroboran el poblamiento por los romanos de este lugar. Con anteriorioridad a los romanos tenemos en el Castillejo de El Chite un asentamiento ibérico que podría tener sus orígenes en la edad del bronce. Los árabes le llamaron al-YitDe época Nazarí es cuna El Chite del asceta Ibn Yaafar, nacido el año 1270 y que tras peregrinar a la Meca y viajar por el oriente próximo dedicándose al cuidado de huertos se asentó en Cónchar donde escribió “El libro de las luces, que versa sobre las alocuciones y los misterios” murió el año 1349. También, y con mucha posterioridad, es el pueblo natal del pintor de renombre José Guerrero, aun se conserva la casa donde nació.

Seguiremos nuestra andanza llaneando por un camino asfaltado entre huertas de naranjos hasta llegar a la localidad de TALARÁ. La localidad de Talará (según la etimología de su nombre árabe significaría barrio musulmán) es vecina de MONDÚJAR. Actualmente se denomina Lecrín. Tiene una altitud de 709 metros. La población ronda los 700 habitantes.

Lecrín es un municipio formado por los antiguos municipios de Acequias, Béznar (con su pedanía de Peloteos), Chite, Mondújar, Murchas y Talará. Se constituyó en Granada entre 1967 y 1973 por la unión de varios pequeños ayuntamientos, siendo Béznar el último en incorporarse. Lecrín tomó el nombre genérico de la comarca, siendo en Talará donde recayó la capitalidad municipal. Una capitalidad compartida con Mondújar en la práctica debido a la proximidad de estos núcleos de población.

En la localidad de Talará pasaremos por la Iglesia de la Purísima Concepción de Talará. Construida en 1747on trazado rectangular y cabecera plana junto a su torre. Al presbiterio se accede por medio de gradas y, en el lugar del retablo mayor, solo hay un crucifijo y dos hornacinas a los lados. No obstante quedan interesantes tallas en madera policromada, quizás procedentes de su antigua iglesia o de otros altares desaparecidos, hoy escavados en los muros laterales de su sola nave.

Seguiremos callejeando entra Talará y Mondújar para salir de la población por una empinada cuesta hacia abajo que nos llevará hasta el Río Torrente que atravesaremos por un puente; tras el cual llegaremos al punto de inicio y final de esta muy recomendable ruta.
Waypoint

Murchas. Inicio en Avenida de Andalucía

fountain

Fuente

Sacred architecture

Iglesia de Murchas s. XVII y antiguo cementerio

Informatie

Panel informativo Castillo Califal de Lojuela

panoramisch

Panorámica de Restábal

Waypoint

Casa rural la finca del Castillo Árabe

Waypoint

Arrecife Fósil

panoramisch

Panorámica del Castillo de Lojuela

Burcht

Castillo Califal de Lojuela

Burcht

Castillo Califal de Lojuela

Burcht

Muralla del Castillo Califal de Lojuela

Rom

Ruinas de cortijo y acequia

Waypoint

Acueducto

Waypoint

Barranco de Lojuela

Brug

Puente sobre el Río Dúrcal

fountain

Fuente de Frasquito

Kruispunt

Carril del Margen

Rivier

Río Ízbor

Rivier

Río Albuñuelas y junta con el Río Ízbor

Tunnel

Túnel

Kruispunt

Restos de maquinaria de molinos y tramo GR 7

Building of interest

Restábal. Casa Ascensión la Antoñica

Sacred architecture

Iglesia de Restábal

Waypoint

Ayuntamiento de Restábal

fountain

Fuente de la Manzana a los Huevos

fountain

Fuente del Camino Real de Restábal. S. XVIII

Rivier

Río Dúrcal. Vadear descalzandose.

panoramisch

Colas del Embalse de Béznar

Rivier

Río Torrente

fountain

Fuente Grande

Provisioning

Restaurante los Naranjos

panoramisch

Mirador las Alvirillas

panoramisch

Mirador las Alvirillas

Sacred architecture

Iglesia BIc y Olmo centenario

fountain

Fuente y Lavadero de Melegís

Building of interest

Casas señoriales

Waypoint

Baños de Melegís

Waypoint

Cortijo del Peñón

Kruispunt

A izquierda sendero a la Conca

panoramisch

Panorámica del Tmbalse de Béznar y Pinos del Valle

Rivier

Río y Barranco de Chite

boom

Álamos centenario

boom

Almez centenario

Rivier

Vado del Río Chite

Rivier

Vado del Río Chite

Waterval

Cascada del Río Chite

Waterval

Cascada de Acequia y desvío izquierda

Waypoint

Chite; el pueblo natal de José Guerrero

Waypoint

Tarará ,lecrin iglesia Purísima Concepción

Waypoint

Ayuntamiento del Valle

Commentaar